El sector de limpieza reitera a Sanidad la necesidad de disponer de equipos de protección individual para contener la propagación del COVID-19

  • Así lo ha manifestado Aspel en una segunda carta dirigida al ministro de Sanidad, Salvador Illa
  • Los empleados de la limpieza constituyen un pilar fundamental en esta crisis asegurando la desinfección y saneamiento de todo tipo de centros, áreas y superficies

Madrid, 20 de marzo de 2020.- La Asociación Profesional de Empresas de Limpieza (Aspel) ha reiterado al Ministerio de Sanidad la necesidad de disponer de equipos de protección individual (EPI’s) para desinfectar las áreas afectadas o con riesgo de contagio y contener así, la propagación del COVID-19.

Tras remitir una carta al ministro de Sanidad, Salvador Illa, el pasado lunes, en la que pedían que la actividad de limpieza fuera considerada como “tarea esencial” con el fin de poder recibir los EPIs’ que los proveedores de las empresas asociadas de Aspel tienen “intervenidos”, la asociación ha vuelto a reclamar al organismo que “tome medidas” ante la situación que están viviendo los profesionales de la limpieza en España.

En este sentido, Aspel insiste en esta solicitud ya que la situación de las empresas “si el lunes era preocupante, hoy es desesperante”. Y es que, los empleados de la limpieza también constituyen “un pilar fundamental en esta crisis puesto que son ellos los que aseguran la desinfección y saneamiento de todo tipo de centros, áreas y superficies”. Por eso, la asociación asevera que, para extremar las labores de limpieza y minimizar el riesgo de contagio, es imprescindible la utilización de este material que garantice el trabajo en las mejores condiciones de seguridad.

De esta manera, hace alusión al Decreto ‘Cura Italia’ que ha establecido este país y que recoge medidas económicas para hacer frente a la emergencia del COVID-19. Entre otras, esta iniciativa establece la importancia de las operaciones de saneamiento, limpieza e higiene y considera los servicios de limpieza como “esenciales”, además de dotar a las empresas del sector de un plan de recursos económicos y medios para atajar la crisis.

CONTINUIDAD DE LOS CONTRATOS PÚBLICOS

Asimismo, la Asociación Profesional de Empresas de Limpieza muestra su preocupación por

los efectos de la pandemia del coronavirus sobre la economía, la actividad productiva y el empleo e insta a las administraciones públicas a mantener una continuidad de los contratos públicos sin necesidad de suspenderlos.

De hecho, tal y como asegura la asociación, la Generalitat de Catalunya ha aprobado un decreto de medidas urgentes para no paralizar estos contratos y que las empresas sigan cobrando y manteniendo el empleo pese a no poder prestar los servicios. Además, otras comunidades como Andalucía, han establecido también medidas de apoyo financiero y tributario al sector económico, de agilización de actuaciones administrativas y de emergencia social, para luchar contra los efectos de la evolución del coronavirus.

En este sentido, Aspel ha solicitado la creación de una norma nacional que garantice la Unidad de Mercado en todo el territorio, ya que considera que estas medidas “deberían hacerse extensivas al resto de las comunidades autónomas para garantizar el buen desarrollo de la economía”.

 

Acerca de Aspel

Aspel aglutina a 15 grupos empresariales: FCC, Eulen, Acciona Service, Ferrovial Servicios, Ilunion Facility Services, Clece (Grupo ACS), Samsic Iberia, Grupo Vectalia, Cliner, Saminsa (Grupo Sagital), Onet España, OHL Servicios-Ingesan, Lacera, Sacyr Facilities Servicios, Urbaser y Gurpo Vectalia. En la actualidad, las empresas integradas en Aspel acaparan más del 45% de la facturación del sector, dan trabajo a más de 210.000 personas y tienen presencia en todas las comunidades autónomas.


<Ir a noticias