El sector de la limpieza pide al Gobierno “protección” y “flexibilidad” para garantizar su viabilidad y el empleo de más de 400.000 trabajadores

  • En dos escritos remitidos a la ministra de Trabajo, Yolanda Díez y al ministro de Sanidad, Salvador Illa
  • Ha reivindicado una nueva disposición que flexibilice la inmediatez de la reincorporación una vez se suprima el estado de alarma
  • Ha solicitado a Sanidad que garantice a los profesionales de la limpieza el acceso a los medios de protección individual adecuados

Madrid, 6 de mayo de 2020.- La Asociación Profesional de Empresas de Limpieza (Aspel), la Asociación de Federaciones de Empresarios de Limpieza Nacionales (Afelin) y las organizaciones sindicales FeSMC UGT y CCOO-Construcción y Servicios, organizaciones que componen el Observatorio Estatal de Limpieza de Edificios y Locales, han pedido al Gobierno “protección” y “flexibilidad” para garantizar la viabilidad de las empresas y el empleo y la seguridad y la salud de más de 400.000 trabajadores.

En dos escritos remitidos a la ministra de Trabajo, Yolanda Díez, y al ministro de Sanidad, Salvador Illa, los agentes sociales del sector de la limpieza han puesto sobre la mesa su preocupación de cara al proceso de desescalada previsto para las próximas semanas y han pedido que todas las cuestiones sean tenidas en cuenta para “disminuir” los efectos que esta crisis está teniendo ya en las empresas.

Concretamente, en el escrito dirigido a la cartera de Trabajo los representantes del sector de la limpieza y sindicatos han reivindicado una nueva disposición que flexibilice la inmediatez de la reincorporación una vez se suprima el estado de alarma, ya que la finalización de este supondría una reincorporación inmediata de los trabajadores. En este sentido, han añadido que “los trabajadores que actualmente se han visto afectados por un ERTE deberán volver en las mismas condiciones contractuales anteriores al estado de alarma, cuando todavía no se dan las condiciones de normalidad, previas con las consiguientes dificultades para la empresa”.

El personal de limpieza adscrito a centros educativos “no podría incorporarse hasta que estos inicien su actividad”, han manifestado desde el Observatorio Estatal de Limpieza de Edificios y Locales. Ocurriría lo mismo con los profesionales que trabajen en centros comerciales, grandes superficies, actividades deportivas, y de ocio, dado que se prevé que estos espacios reemprendan sus actividades de manera limitada o reducida. Asimismo, aseguran que “los contratos por la prestación de los servicios de limpieza en las actividades de hostelería y restauración, se verán reducidos por el inicio paulatino de la actividad en el sector”.

En este sentido, los representantes del Observatorio Estatal de Limpieza han pedido al Gobierno la elaboración de instrumentos que permitan la “flexibilización de la vuelta a la normalidad” y han solicitado que se estudien “fórmulas de recuperación gradual, flexible y condicionada a la superación de las dificultades sobrevenidas en la empresa”.

De esta manera, el sector de limpieza apuesta por la prolongación de los efectos de los ERTE por causas de fuerza mayor más allá de la fecha del levantamiento del estado de alarma y por la instauración de medidas que permitan la salida parcial y progresiva del ERTE de cualquier persona trabajadora reincorporándose gradualmente a su puesto de trabajo. Otra de las soluciones que proponen es el mantenimiento de los beneficios en materia de desempleo a favor de los trabajadores y empresas, fijados como consecuencia de las medidas excepcionales derivadas de la crisis.

GARANTIZAR EQUIPOS DE PROTECCIÓN PARA LOS PROFESIONALES DE LIMPIEZA

Por otro lado, han pedido al ministro Illa que garantice a los profesionales de la limpieza el acceso a los medios de protección individual adecuados ya que estos profesionales deben ser la primera barrera para frenar la propagación del virus en todo tipo de establecimientos de uso público o privado, negocios o locales de cualquier tipo.

Asimismo, han solicitado que se garantice a las empresas el acceso prioritario a este tipo de productos, así como a aquellos otros que fuesen necesarios como consecuencia de la aplicación de posibles exigencias que se planteen de cara a la reanudación de la actividad.

De la misma manera, han recordado que la limpieza ha tenido consideración de servicio esencial, por lo que, a lo largo de toda esta crisis ha seguido desarrollándose en aquellos servicios cuya actividad no ha estado suspendida siendo el ámbito sanitario en el que más se ha visualizado la labor de estos profesionales en el mantenimiento de las condiciones de higiene necesarias.

Por último, el sector de limpieza “debido a su alta exposición al riesgo de un posible contagio y como probable propagador del virus dentro y fuera de los centros de trabajo” ha reclamado que los trabajadores en hospitales y centros sanitarios sean considerados como colectivo prioritario para la realización de los test masivos que el Gobierno está planteando realizar así como al personal que desarrolla su trabajo en centros especialmente sensibles como residencias de mayores o los que desarrollan su labor en lugares con alta concentración de personas como pueden ser los distintos modos de transporte o centros de distribución de alimentos y centros comerciales.

 

 


<Ir a noticias