Aspel advierte de que el sector de la limpieza en España seguirá en crisis hasta 2016

 Su presidente, Juan Díez de los Ríos, exige una bajada de los costes laborales y fiscales para las empresas.  El sector perdió 15.686 puestos de trabajo en 2013, debido a la reducción de contratos y servicios con clientes públicos y privados.  La cifra de negocio descendió 600.000 euros en el último año   
(Servimedia, 24 de abril de 2014).- La Asociación Profesional de Empresas de Limpieza (Aspel), patronal de ámbito estatal del sector de limpieza de edificios y locales, advirtió hoy de la “preocupante” situación por la que atraviesa este sector en España que, según sus previsiones, seguirá en recesión durante los próximos dos años.
 
El presidente de Aspel, Juan Díez de los Ríos, presentó este jueves en rueda de prensa los últimos datos oficiales del sector, que prevén una salida tardía de la crisis. “Comprendemos que los analistas digan en general que el país está recuperándose, pero ninguno de los indicadores apunta a que el sector de la limpieza, que ha sido de los últimos en entrar en la crisis, vaya a abandonar el vagón de cola en los próximos meses”, dijo el presidente de la patronal.
 
Según explicó, la tendencia actual del mercado continúa siendo la caída del volumen de negocio con una reducción “drástica” de contratos y servicios por parte de clientes públicos y privados. En el último año, la cifra de negocio descendió en 600.000 euros. “Nunca antes se ha visto de una manera tan insistente y prolongada”, insistió.
 
Además, indicó que las empresas hacen frente a la dificultad de acceso al crédito y a un aumento de los impuestos y de la presión social, por lo que pidió una bajada de los costes laborales y fiscales para las empresas.
 
Díez de los Ríos señaló que la situación empeora si se tiene en cuenta la destrucción de empleo generada en el sector un año más. El número de trabajadores afiliados en el sector de la limpieza, según datos de la Clasificación Nacional de Actividades Económicas (CNAE 81.21), disminuyó en el último año en 15.686 puestos de trabajo, aunque el número de empresas creció en 78 compañías, muchas de ellas de tamaño muy pequeño y producto del autoempleo.
 
MOROSIDAD DE LAS ADMINISTRACIONES PÚBLICAS
 
La deuda vencida de las administraciones públicas con las empresas de Aspel alcanzó los 632.969.153 euros en 2013, lo que supone un incremento del 68% con respecto al año anterior. Así, la cifra de deuda aumentó en 2013 lo mismo que se redujo en el período comprendido entre 2011 y 2012.
 
En concreto, las entidades locales multiplicaron casi por cuatro (+256%) su deuda en el último año y acumulan un atraso en el pago de más de 226 millones de euros. Las comunidades autónomas, con más de 349 millones de euros (+31%), son las que más deben, mientras que el Estado cerró 2013 con una deuda de 56 millones y medio de euros (+25%).
 
Estos datos demuestran que la morosidad volvió a crecer, a pesar de la reducción por efecto del primer Plan de Pago a Proveedores del Gobierno. Este incremento se produjo principalmente por las dificultades financieras de las comunidades autónomas que, después de dos planes más de pago y del Fondo de Liquidez Autonómico, siguieron aumentando significativamente en Cataluña, Comunidad Valenciana y Baleares, y continuaron en Andalucía.
 
TAMAÑO DE LAS EMPRESAS
 
El tamaño de las empresas del sector continúa siendo un factor muy importante a la hora de afrontar la crisis. Los clientes están cada vez más concentrados y tienen mayor capacidad de compra, a través de centrales de compra o acuerdos marco. En este entorno, la mayoría de empresas asociadas a Aspel, que son de gran tamaño y emplean a más de 500 trabajadores, ha sido capaz de crear una oferta competitiva y aumentar su cuota de mercado, a pesar de solo poder competir en precio.

<Ir a noticias